Medicina Biorreguladora Integrativa

Medicina Biorreguladora Integrativa

          Concepto que nace del médico alemán Hans Heinrich Reckeweg a mediados del siglo pasado, conocedor de la homeopatía clásica del Dr. Hahneman y que a través de lo que en su momento llamó homotoxicología buscó crear un “puente” de enlace entre la medicina clásica alópata y la homeopatía, que en general no ha sido bien entendida por las escuelas médicas convencionales.

Posteriormente se le llamó Medicina Biológica Alemana, pero como también existen medicamentos llamados biológicos en la medicina convencional y que no tienen nada que ver en su concepto ni en sus mecanismos de acción para el paciente, aparece luego la definición de medicina biorreguladora, es decir, medicina que busca regular los procesos biológicos que se han alterado y que por tanto generan lo que llamamos enfermedad.

          La forma de abordaje de la medicina biorreguladora es a través de preparados medicinales bioterapéuticos, compuestos de pequeñísimas dosis de sustancias de la naturaleza que se pueden encontrar en diferentes presentaciones como: gotas, glóbulos, tabletas, spray y ampollas, que en esencia lo que brindan es INFORMACIÓN a las diferentes redes que existen en nuestro organismo, que funcionan como un ente complejo e interconectado. El médico capacitado decidirá cuál o cuáles usar de acuerdo a la necesidad de cada caso.

       Es útil en todas las edades, desde recién nacidos hasta edad avanzada, incluyendo embarazadas. Como terapia única o coadyuvante según sea necesario, siendo los niños los que mejor y más rápido responden a esta terapia, ya que en general están menos “intoxicados” y menos cronificados. De hecho, esto es uno de los principales objetivos en este grupo etáreo, el evitar las enfermedades crónicas, que se pudieran generar años después, como, por ejemplo, el niño con eccema atópico que después termina siendo asmático crónico.

          Las ampollas se pueden usar incluso bebibles, pero su principal uso es en forma de inyección (llamada biopuntura, colocada intramuscular, intradérmica, subcutánea, peri e incluso intra articular, peri lesional, según se requiera), siendo las patologías osteoarticulares una de las más tratadas con esta forma de terapia (artritis, artrosis), pero también existen otros preparados para apoyar o tratar diversas patologías como las respiratorias, digestivas, urinarias, etc.

              La experiencia adquirida en estos años, nos ha demostrado la gran utilidad de esta terapia (más blanda, más suave), que a través de “impulsos de información” dados por las pequeñas dosis de sustancias naturales que las componen, haciendo que el organismo reciba este impulso y busque su propia bio-regulación, ya que a diferencia de los medicamentos alópatas que tienen una acción específica y dirigida, los medicamentos bio-reguladores tienen un efecto “reaccional”, es decir, que hacen que el cuerpo con sus redes orgánicas complejas, tomen dicha información y REACCIONEN, emitiendo una respuesta a menudo adaptativa en busca del equilibrio dinámico perdido, para retornar al estado denominado SALUD, pero sin efectos secundarios crónicos indeseables.

             Este tipo de terapia debiera convertirse en la primera elección para iniciar cualquier tratamiento, bien sea como tratamiento único o en algunos casos combinado con el uso racional de medicamentos alópatas clásicos, para lo cual se debe tener claro el concepto médico clínico y saber definir hasta dónde se puede llegar y cuándo amerita el trabajo en conjunto multidisciplinario para ayudar integralmente a nuestros pacientes. De hecho, en Chile cada día hay más profesionales de la salud que la practican con mucho éxito, incluso varios especialistas médicos la usan o nos derivan algunos pacientes para ser apoyados con medicina bio-reguladora.

Camino El Alba 9500, Of 311, Torre B, Las Condes, Santiago.

Cel: +569 6 1438171

  • Instagram - Círculo Blanco
  • White Facebook Icon